miércoles, 29 de enero de 2014

me siento solo. pensé que esto era para una vieja viuda acariciando un gato sentada en el sillón, pero vivir en este country es insoportable. desde que llegamos, todo va muy lento. escucho ruido en la planta baja. mi madre grita órdenes poseída por el führer y sé que lourdes va de acá para allá limpiándolo todo. los fleteros siguen trayendo cosas.
extraño. siento la distancia en mi pecho como una mezcla de vacío y paro cardíaco. antes, en mi barrio, invitaba a los pibes, jugábamos al pool, nos tirábamos a la pileta, un póquer, un metegol... pero ahora nadie tiene tiempo para venir hasta acá. ni siquiera naty. es raro, algo pasa con ella y no sé qué es. mejor dicho: algo no pasa. si yo no la llamo, ni me llama. tengo el síndrome de la vieja viuda, necesito que me llamen.
todavía me quedan varias cajas sin abrir. veo el cartel de NO TOCAR que escribí con bronca en todas las que tienen mis cosas. no me banco. necesito no estar acá conmigo. abro una de las cajas que tiene escrito NO TOCAR. FRÁGIL. DISCOS. revuelvo los cds y encuentro una tuca.
prendo la pc para ver si hay alguien y pongo mondo bizarro de los ramones al palo como si eso me acercara a los pibes.
nunca fui buena compañía para mí.

Etiquetas: , ,